Ir al contenido principal

El verano

Parece que ya las lluvias se han serenado, se agradece muchisimo el agua, y el verano empieza a dar la cara. Es un tiempo de vacaciones, de descanso y de hacer familia. En estos dias, recuperamos las "fuerzas" que se han ido en el trabajo de cada dia, en la casa, en la familia, con los hijos. Ahora es tiempo de aunar a todos, que los hijos no se desperdiguen, que descansen sanamente, que sepan compartir con los demás, que sigan encontrando el ambiente de hogar, de familia ,de cariño que tienen en su casa, también en el sitio de veraneo. Madre de familia, si tienes que cocinar, haz cosas frescas, buenas y apetitosas, para que los tuyos se sientan agusto. Y luego a disfrutar todos juntos. Para el "hacer familia", no hay vacaciones. Pienso que es un buen momento para cultivar las aficiones que cada uno tenga, para no perder el tiempo, aprovechar para hacer excursiones, leer, no estar todo el día "tumbado",( eso nos lleva a un plano inclinado pero hacia abajo), a rezar con más tranquilidad, a Dios no hay que arrinconarlo en vacaciones, ni nunca. En fin, a seguir siendo personas "completas", auténticas, iguales en invierno y en verano.

Comentarios

Martha ha dicho que…
Tengo la impresión de que escribes para mi... Siempre que te leo siento como si me hablaras a mi solamente.

Gracias por tus reflexiones.

Un beso.
Martha.
Exnume ha dicho que…
¡¡Totalmente de acuerdo contigo, Margarinxi!! Creo, además, que se puede -¡y se debe!- rezar no sólo al empezar a comer y al acabar, sino mientras se come, dando gracias a Dios que permite disfrutemos en el paladar de su Obra Creadora.
Te invito a que te pases por este blog. Lo he visto hoy y versa sobre temas culinarios: http://elrincondemami.blogspot.com
También le he recomendado el tuyo.
un saludo desde el otro lado del Ebro...
Margarinxi ha dicho que…
Martha me alegra que te ayude lo que escribo. Es para todas las madres "buenas" como tú. Al leer tu perfil cuando conocí el blog, tuve esa impresión. Besos
Margarinxi ha dicho que…
Exnume, gracias por recomendar mi blog. Creo que puedo ayudar a muchas personas. !Ah! y a seguir disfrutando del "paladar", que Dios nos da muchas cosas buenas para que las disfrutemos bien. Un abrazo
LUISA ha dicho que…
Con semejante "amigo" como el cerdo del video, no necesita uno enemigos.
Salu2 desde mi blog al Sur de España.
Luisa.
María ha dicho que…
tenias razón, me ha gustado. Gracias! Y de esta entrada me quedo con lo de ser personas completas y autenticas. Un 10!!
Margarinxi ha dicho que…
Gracias Mari por el 10! hago lo que puedo y espero ayudar a muchos con el blog. A mi también me gustan las personas auténticas, de una pieza. Como el chiste: le dice el capitán: ¿Es usted soldado?, !no señor soy todo de una pieza! ja, ja,.... besos Marga

Entradas populares de este blog

Las Diez Reglas de las Relaciones Humanas

1.Habla con las personas.
2.Sonríe a las pesonas.
3.Llama a las personas por su nombre.
4.Sé amigo y servicial.
5.Sé cordial.
6.Interésate sinceramente por los otros.
7.Sé generoso en elogiar y cauteloso en criticar.
8.Aprende a captar los sentimientos de los demás.
9.Preocúpate de la opinión de los otros.
10.Procura aportar los buenos servicios que puedas hacer.

Fresas con moscatel

Estas fresas no tienen nada de particular, sólo que me ha dado la idea Rosa, una señora que trabaja conmigo, de macerarlas con moscatel.
Las fresas se limpian como siempre, quitándole las hojas verdes. Se lavan y se ponen en un recipiente con azúcar y Moscatel. !Están buenísimas!

PASTEL DE PUERROS Y CHAMPIÑONES

Ingredientes: 1 manojo de puerros
1 bandeja de champiñones
100 grs. de mantequilla
½ l de nata (ó también ¼ de l de leche y ¼ de l de nata)
6 huevos
Sal y pimienta
Elaboración: Picar el puerro muy fino y pocharlo con la mantequilla, dándole continuas vueltas para que no se queme. Cuando empieza a tomar color, añadimos el champiñón triturado y lo dejamos cocinando hasta que suelte su agua.
Batir los huevos y añadir la nata (ó ¼ de leche y ¼ de nata). Mezclar con los puerros y los champiñones. Poner en un molde con film transparente para poderlo desmoldar y meter en el horno de 45 a 50 minutos a horno fuerte, 180ºC-200ºC.
Se puede adornar con puerros fritos, crujientes, cortados a tiras. Servir templado.