Ir al contenido principal

Reflexión: a las madres de familia

Tenemos que llenar de humanidad la sociedad en que vivimos. Para eso hay que saber valorar a los demás. Es verdad que las madres dan sin perder, dan sin esperar, y el que se dá sale ganando. Por eso siempre habrá en el mundo personas que se dediquen a cuidar de su casa , a esta labor exquisitamente femenina, indispensable, de atender el hogar, de hacerlo limpio y amable, condiciones necesarias para una convivencia realmente humana y feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Diez Reglas de las Relaciones Humanas

1.Habla con las personas.
2.Sonríe a las pesonas.
3.Llama a las personas por su nombre.
4.Sé amigo y servicial.
5.Sé cordial.
6.Interésate sinceramente por los otros.
7.Sé generoso en elogiar y cauteloso en criticar.
8.Aprende a captar los sentimientos de los demás.
9.Preocúpate de la opinión de los otros.
10.Procura aportar los buenos servicios que puedas hacer.

Fresas con moscatel

Estas fresas no tienen nada de particular, sólo que me ha dado la idea Rosa, una señora que trabaja conmigo, de macerarlas con moscatel.
Las fresas se limpian como siempre, quitándole las hojas verdes. Se lavan y se ponen en un recipiente con azúcar y Moscatel. !Están buenísimas!

PASTEL DE PUERROS Y CHAMPIÑONES

Ingredientes: 1 manojo de puerros
1 bandeja de champiñones
100 grs. de mantequilla
½ l de nata (ó también ¼ de l de leche y ¼ de l de nata)
6 huevos
Sal y pimienta
Elaboración: Picar el puerro muy fino y pocharlo con la mantequilla, dándole continuas vueltas para que no se queme. Cuando empieza a tomar color, añadimos el champiñón triturado y lo dejamos cocinando hasta que suelte su agua.
Batir los huevos y añadir la nata (ó ¼ de leche y ¼ de nata). Mezclar con los puerros y los champiñones. Poner en un molde con film transparente para poderlo desmoldar y meter en el horno de 45 a 50 minutos a horno fuerte, 180ºC-200ºC.
Se puede adornar con puerros fritos, crujientes, cortados a tiras. Servir templado.